“Y vivieron felices”. Bueno, bueno, sé que sólo los cuentos de hadas terminan de esa manera. Pero, hágase esta pregunta: ¿Por qué, cuentos como La Cenicienta y Blanca Nieves han perdurado tanto? Han sido contados y vueltos a contar durante siglos incluso antes de Disney los convirtiera en largometrajes de dibujos animados. 

Creo que es porque nos identificamos mucho con ellos, nos gustan los personajes principales por su espíritu alegre y humilde, gemimos con ellos cuando sufren abusos a manos de otros, los apoyamos cuando luchan en contra de las probabilidades. Y se nos alegra el corazón cuando al final triunfa el amor verdadero.

Nadie inicia una relación de pareja planeando una fea ruptura final. Nadie se casa pensando en un divorcio prolongado y caótico. Todos sueñan con un matrimonio en que “vivieron felices por siempre”.

Sin embargo, tenemos que vivir en un mundo dividido y pecador. Así son las cosas. Pero Dios nos ama y se conduele cuando luchamos. En su Palabra, les da consuelo a los corazones lacerados, orientación para los momentos de decisiones difíciles, y un bello modelo para los que están pensando en el matrimonio.
Si te casas es para ser Feliz..
La vida no es un cuento de hadas… Pero tu decides sí haces de tu matrimonio una aventura mágica…

About admin

Check Also

¿Existe realmente la muerte? Un científico de EEUU afirma que no

El científico estadounidense Robert Lanza asegura que tiene pruebas definitivas para confirmar que la vida ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *