AMOR

¿Qué es el amor?

Amor es interesarse por alguien, querer estar cerca de él y compartir con él. Amor es el poder de la atracción. Es un sentimiento especial que te llena el corazón. Amar a alguien significa tratarlo con mucho cuidado y bondad, porque te importa mucho.

El amor se puede demostrar con una sonrisa, una manera agradable de hablar, un acto considerado o un abrazo.

Amar es ponerte en el lugar del otro y preocuparte por lo que siente. Es aceptar a los demás tal como son. También se puede amar a los desconocidos, simplemente interesándose por lo que les sucede y enviando pensamientos afectuosos.

Amar es tratar a otros tal como a ti te gustaría que te trataran: con atención y respeto.

¿Por qué practicarlo?

Sin amor la gente se sentiría muy sola. Cuando alguien piensa que nadie se interesa por él se siente muy desdichado. A veces actúa coléricamente y trata mal a otros. No intima con nadie y tiene dificultades para compartir y confiar.

Todos queremos gustar a los demás. Todos queremos ser amados.

Cuando eres amado ayudas a otros a sentirse importantes. El amor es contagioso; se expande. Cuando amas a Dios puedes sentir el amor de Dios por ti. Cuando te amas a ti mimo tienes más amor para dar.

¿Cómo practicarlo?

Debes permitir sentirlo. A veces, sencillamente se presenta. Quizás estás observando a un pájaro, a tu madre o a una persona desconocida y sientes un gran deseo de entablar amistad. Demostrar tu interés es una forma de amar. También se demuestra el amor con pequeños gestos de consideración.

Una forma de amar es compartir. Puedes compartir tus pertenencias, tu tiempo y lo que tú eres: tus ideas, sentimientos y opiniones, brindar afecto y atención.

Amar es demostrar compasión a otros y desearles lo que deseas para ti mismo. Piensa cómo te gustaría ser tratado y trata así a los demás.

Si te amas a ti mismo resulta mucho más sencillo. Cuando practicas el amor eres bondadoso y tolerante contigo mismo y con otros.

Puedes demostrar tu amor a Dios hablando con Él en la oración y dando amor a todo lo que Él creó con amor.

REFLEXION

El amor de Dios en Su obra eterna en nosotros, y el amor de Dios cada día en nuestras vidas. Amarnos los unos a los otros, ser tolerantes y que se acepten tal como son.

“Mientras me hablabas y yo te miraba,
se detuvo el tiempo en medio instante:
el amor me llamaba y yo le obedecía.
Mientras me susurrabas y yo te amaba,
se alzaron los sentimientos,
mandó tu voz,
el cielo se hizo visible en tus ojos,
y yo pronuncié el querer en tus labios”.

“No seas vengativo ni rencoroso con tu propia gente. Ama a tu prójimo, que es como tú mismo.” LEV 19:18

About admin

Check Also

4 Errores que no permiten optimizar el metabolismo

Muchos hablan del metabolismo, ¿Realmente sabemos lo que es el metabolismo?. El metabolismo se trata ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *