Home / Otras noticias / Grasas que no engordan

Grasas que no engordan

 
 
Últimamente se oye hablar de las grasas buenas y que
estas son imprescindibles en la dieta. Así que cuando oyes hablar de omega 3 y
del aceite de oliva, es una buena aproximación al mundo de las grasas
saludables.

Suele ser habitual pensar que las grasas son malas para
nuestra salud. Sin embargo, esto es un grave error, sobre todo cuando la
persona no consume la cantidad de grasa diaria recomendada, entonces el cuerpo
tiende a enfermarse y, en lugar de llevar una vida saludable, esta tiende a
empeorar.

A diferencia de lo que muchas personas suelen pensar, las
grasas son un nutriente esencial para nuestro organismo, tan importantes como
las proteínas y los hidratos de carbono, dado que son esenciales para cumplir
con determinadas funciones de nuestro organismo, como son:

  •  Construir membranas celulares, tejido nervioso y
    hormonas.
  • Aporta energía a nuestro organismo.

  • Proporcionan ácidos grasos esenciales  que participan en el desarrollo infantil y el
    crecimiento.

  • Ayudan a transportar y digerir las vitaminas A, D, E y K.

  • Los ácidos grasos participan en la coagulación de la
    sangre o en la regulación y el control de la presión arterial.

Las grasas saludables pueden ayudar a reducir riesgos de
sufrir enfermedades cardíacas si las ingiere en lugar de las grasas no
saludables. Comer pescado en vez de carne o usar aceite de oliva en lugar de
mantequilla son algunos ejemplos.

Incluya estas grasas en un plan alimenticio saludable en
general:

  • Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en los pescados
    grasos como el atún, el salmón, la macarela, la trucha, el arenque y las
    sardinas. Otras buenas fuentes son la linaza y el aceite de linaza, la soya,
    las nueces de nogal  y las semillas. Los
    ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir los triglicéridos, un tipo de
    grasa que obstruye las arterias.
  • Las grasas monoinsaturadas incluyen los aceites de
    canola, de oliva y de cacahuate (maní). Otras buenas fuentes son las aceitunas,
    los aguacates, las nueces y las mantequillas de nueces. Estas grasas pueden
    ayudar a reducir el colesterol “malo” (LDL) y aumentar el
    “bueno” (HDL).
  • Las grasas poliinsaturadas incluyen aceites vegetales
    como los de cártamo, de girasol, de ajonjolí, de soya y de maíz. Estas grasas
    pueden ayudar a reducir el colesterol LDL.

Si usted come demasiadas grasas no saludables, puede
aumentar su riesgo de colesterol alto y enfermedad cardíaca. Trate de limitar
la cantidad que come de estas grasas:

  •  Las grasas saturadas se encuentran generalmente en
    alimentos derivados de los animales, como la carne y los lácteos. Los aceites
    tropicales, como el aceite de coco, el de palma y la mantequilla de cacao son
    también grasas saturadas.
  • Las grasas trans incluyen mantecas, aceites vegetales parcialmente hidrogenados y aceites vegetales hidrogenados. Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos procesados, como galletas dulces, galletas saladas y refrigerios.
  • El colesterol se encuentra sólo en alimentos de origen animal, como huevos, lácteos de leche entera y carnes.

Así que, para una dieta saludable y una vida sana, no es
necesario eliminar las grasas de tu alimentación si no sustituir las grasas “malas”
como las saturadas, las trans y el colesterol por las grasas que aportan
beneficios a tu organismo como las monoinsaturadas, poliinsaturadas y los
ácidos grasos.  

About stefany osorio

Check Also

¿CUANTA SAL ESTAS COMIENDO?

Comer demasiados alimentos salados puede crear todo tipo de problemas de salud, incluyendo la presión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *