Home / Otras noticias / La Confianza

La Confianza

La confianza es:

  • Tener fe. Es creer en algo o en alguien.
  • Es tener la certeza de que sucederá lo debido sin tratar de provocarlo ni dominarlo, así como confías en que el sol saldrá por la mañana sin que tú hagas nada.
  • Confiar en otros que harán lo prometido sin que los obliguemos.
  • Confiar en tí mismo es tener fe en tu propia capacidad de aprender y crecer.
  • Confiar es estar seguro, en el fondo, de que hay un don o algo para aprender en todo lo que la vida trae y que el amor de Dios te acompaña siempre.
  • Saber que nunca estás solo.

A veces cuesta creer cuando la vida trae experiencias penosas. Confiar no significa esperar que la vida sea siempre fácil. Sin confianza te siente obligado a controlarlo todo para que resulte bien. Aun las cosas que no puedes dominar empiezan a preocuparte. ¿Podrías dormir por la noche si temieras que el sol no saldrá por la mañana a menos que tú te ocupes de eso?

Confiar en otros te permite concentrarte en las cosas que debes hacer. No malgastas energías preocupándote por lo que es responsabilidad de otras personas.

Confiar en timismo es una parte importante del crecimiento. Si no confías en ti mismo te preocuparás por cada error que cometas, en vez de dar lo mejor de ti y confiar en que eso será suficiente.

Confiar en Dios te permite recibir y adoptar su guía para hacer lo que es correcto. La confianza nace cuando estás dispuesto a creer en Dios, en ti mismo y en el prójimo básicamente en que todo saldrá bien, ayudas a que así sea.

Cuando confías el miedo desaparece. Aunque sucedan cosas difíciles o tristes, la confianza en Dios te permite creer que todo sucede por alguna razón, que puede ayudarte a ser más fuerte o aprender algo nuevo. Cuando practicas la confianza, descansas tranquilo, con la convicción de que todo saldrá bien. En vez de preocuparte, dejas que tus temores vengan y luego te desprendes de ellos, como hojas que pasan llevadas por el agua del arroyo.

La persona que falta constantemente a sus promesas y compromisos no es digna de confianza. Confiar en ella no beneficia a nadie. Confía en ella sólo cuando decida ser digna de confianza.

¿Confias en Dios?
¿Confías en ti?
¿Confías en otros?
¿Eres una persona de confiar?
¿Cumples lo que prometes?

“Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes.
Toma en cuenta a Dios en todas tus acciones, y él te ayudará en todo.
No te creas muy sabio; obedece a Dios y aléjate del mal;
así te mantendrás sano y fuerte”.
Proverbios 3: 5-8 (TLA).

About admin

Check Also

¿CUANTA SAL ESTAS COMIENDO?

Comer demasiados alimentos salados puede crear todo tipo de problemas de salud, incluyendo la presión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *