Home / Otras noticias / Obediencia

Obediencia

La Obediencia es:

  • Saber escuchar
  • Seguir instrucciones

Quienes practican la obediencia traen:

  • Bendición
  • Protección
  • Seguridad
  • Son dignos de confianza
La finalidad de la obediencia es guiarte y protegerte.
La obediencia es una actitud responsable de colaboración y participación. Cuando eres obediente te ajustas a las reglas, aunque no te gusten o eso requiera mucha autodisciplina. Obedeces las reglas aun cuando nadie te está observando. La obediencia es un continuo aprendizaje de todos los días.

La obediencia es importante para las buenas relaciones, la convivencia y el trabajo productivo.


La obediencia te aleja del peligro y te mantiene feliz. Si nadie obedeciera las reglas de tránsito habría mucha gente herida o muerta. Si vas en bicicleta por el lado incorrecto es muy fácil que sufras un accidente. En el mundo hay muchos peligros. Sin obediencia es fácil lastimarse o perderse.

Cuando obedeces disfrutas de libertad y seguridad. Si sabes dónde puedes jugar sin peligro te sientes libre de preocupaciones innecesarias. Lo mismo vale para las leyes destinadas a proteger a la comunidad: cuando todos obedecemos la ley es posible la confianza mutua.

Cuando los integrantes de una familia obedecen las reglas y respetan los acuerdos, todo marcha en orden y sin dificultad. Cuando obedeces hay orden, bendición, paz, seguridad, protección.

La obediencia empieza primero por Dios y luego, familia, maestros, lideres, país… Una de las cosas que más trabajo nos cuestan es someter nuestra voluntad a la orden de otra persona.

Toma la responsabilidad de ser fiel a tus padres, maestros, líderes, personas mayores que tú, cuando nadie te esté observando. Respeta las leyes del país en el que vives.

El obedecer no es un SENTIMIENTO es una MANDATO. Debo de obedecer, me parezca o no.

Sé respetuoso con las autoridades cuando te indican qué hacer, aunque no estés de acuerdo o no entiendas. Si tienes que cuestionar una regla o decisión, hazlo con respeto y luego actúa como sabes que es correcto.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo obedecer? Razones puede haber muchas, tal vez la más común se da cuando no reconocemos la autoridad de la persona que manda, por considerarla inferior, inepta, molesta o necia.

Debe quedar claro, la obediencia no hace distinciones de personas y situaciones, para que sea realmente un valor, debe ir acompañada de nuestra voluntad de hacer las cosas, agregando nuestro ingenio y capacidad para obtener un resultado igual o mejor de lo esperado. Por tanto, el obedecer es un acto consciente, producto del razonamiento, discriminando todo sentimiento opuesto hacia las personas o actividades.

La obediencia requiere docilidad, traducida en seguir fielmente las indicaciones dadas. Si consideramos que algo no es correcto podemos expresar nuestro punto de vista, pero nunca hacer algo distinto o contrario a lo que se nos ha solicitado.

Aunque el aprender a obedecer parece un valor a inculcar solamente en los niños, toda persona puede, y debe, procurar su desarrollo, por su propio bienestar. El obedecer viene de Dios.

About admin

Check Also

¿CUANTA SAL ESTAS COMIENDO?

Comer demasiados alimentos salados puede crear todo tipo de problemas de salud, incluyendo la presión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *