Home / Otras noticias / PASAJEROS A CARGO DE DIOS

PASAJEROS A CARGO DE DIOS

Un buen piloto hace cualquier cosa con tal de llevar a sus pasajeros salvos a casa. Fui testigo de un buen ejemplo de esto una vez que volaba. La auxiliar de vuelo nos dijo que volviéramos a nuestros asientos porque nos aproximábamos a una zona de turbulencias. Se trataba de un vuelo problemático y la gente tardó bastante en reaccionar; pero ella nos advirtió de nuevo: “Vamos a movernos, así que por seguridad, es mejor que se sienten”.

Muchos lo hicieron. Pero unos pocos no, así es que ella cambió el tono. “Damas y caballeros, por su bien, ¡vuelvan a sus asientos!”

Creía que todos estaban sentados, pero era evidente que estaba equivocado, porque la próxima voz que oí fue la del piloto: “Este es el capitán Brown”, anunció. “Hay algunos pasajeros heridos por ir al baño en lugar de permanecer en sus asientos. Queremos ser bien claros en cuanto a nuestra responsabilidad. Mi trabajo es pasar con ustedes a través de la tormenta. Su trabajo es hacer lo que les digo. ¡Así es que tomen asiento y abróchense los cinturones!”

En ese momento se abrió la puerta del baño y apareció un tipo con el rostro rojo de vergüenza y con una sonrisita tímida se fue a sentar. ¿Se equivocó el piloto en lo que hizo? ¿Fue demasiado insensible o poco cortés? No, todo lo contrario. Para él era más importante que el hombre estuviera a salvo aunque avergonzado, que no advertido y herido. Los buenos pilotos hacen lo que sea necesario con tal de llevar a sus pasajeros a casa.

He aquí una pregunta clave: ¿Cuánto quiere que Dios haga para prestarle atención? Si El tuviera que escoger entre su seguridad eterna y su bienestar terrenal, ¿qué cree que escogería? No se apresure en contestar. Piensa un poco. Si Dios le ve de pie cuando debería estar sentado, si Dios le ve en peligro en lugar de verle a salvo, ¿cuánto quiere que Dios haga para que le preste atención? . Dios hace cualquier cosa con tal que le escuchemos. ¿No es ese el mensaje de la Biblia? La búsqueda implacable de Dios. Dios a la caza. Dios buscando. Hurgando debajo de la cama en busca de sus hijos escondidos, moviendo los arbustos rastreando la oveja perdida. Haciendo una bocina con sus manos para gritar por las quebradas. Por todas sus peculiaridades y desigualdades, la Biblia tiene una historia sencilla. Dios hizo al hombre. El hombre rechazó a Dios. Dios no se dará por vencido hasta que traiga al hombre de vuelta a Él. Desde Moisés en Moab hasta Juan en Patmos, ha podido oírse la voz: “Yo soy el piloto. Tú eres el pasajero. Mi trabajo es llevarte a casa. Tu trabajo es hacer lo que yo digo”. Dios es tan creativo como inexorable. La misma mano que dejó libre a su pueblo de la esclavitud en Egipto, lo envió cautivo a Babilonia. Bondad y austeridad. Ternura y dureza. Firmeza fiel. Ansiedad tolerante. Suave en su gritar. Dulce. Atronador. ·

La primera vez que Juan oyó a Jesús hablar, este preguntó: “¿Qué estáis buscando?” (Juan 1:38) Entre las últimas palabras de Dios, está todavía esta otra. “¿Me quiere?” Este es el Jesús que Juan recuerda. Las preguntas sinceras. Las afirmaciones atronadoras. El toque suave. Nunca yendo donde no le invitan, pero una vez invitado, nunca se detiene sino hasta finalizar, hasta que se haya hecho una decisión. Dios susurrará. Gritará. Tocará y forcejará. Nos despojará de nuestras cargas; y aun nos quitará nuestras bendiciones. Si hay mil pasos entre nosotros y Dios, El los dará todos, menos uno. A nosotros nos corresponderá dar el paso final. La decisión es nuestra. Por favor, entienda. Su meta no es darle alegría sino hacerlo feliz. Su meta es hacerle suyo. Su meta no es darle lo que quieres; es darle lo que necesita. ¿Cómo podía hablar con tal autoridad? ¿Con qué derecho toma el mando? Simple. El, como el piloto, sabe lo que no sabemos, y puede ver lo que no podemos.

¿Qué sabe un piloto? Sabe cómo volar un avión

¿Qué ve el piloto? Turbulencias adelante.

¿Qué sabe Dios? Sabe cómo gobernar la historia.

¿Qué ve El? Supongo que usted entiende el mensaje.

Dios quiere llevarle a casa con seguridad.

Solo piensa en Él como Su Piloto. Piensa en usted como su pasajero.


Jesús dijo. “En el mundo habréis de sufrir; pero tened valor, pues yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)

About admin

Check Also

4 Errores que no permiten optimizar el metabolismo

Muchos hablan del metabolismo, ¿Realmente sabemos lo que es el metabolismo?. El metabolismo se trata ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *