Home / Conversaciones con Dios / ¡Señor: INTERRUMPEME!

¡Señor: INTERRUMPEME!


Dice un hombre a otro: desde hace tres días que no hablo con mi esposa. Pregunta el otro: ¿pero que sucedió? Respuesta: no le quise interrumpir.

Al contarle este chiste a un amigo el preguntó: ¿y ya le contaste este chiste a tu esposa? No, le contesté con sinceridad, todavía no he tenido oportunidad.
¿Será que a Dios también le va conmigo así a veces?
Cuando yo constantemente le repito a los oídos mis pedidos de protección, guía y bendición, será que no le doy oportunidad a El de hablarme? Yo sólo le quiero hablar a Dios, pero no me tomo el tiempo de escucharle.
Jesús dice en Lucas 11: “benditos los que escuchan mis palabras y las hacen”.
No muchas palabras, sino escuchar y obedecer es la receta de Dios para una vida bendecida. Escuchar quiere decir, tomarse el tiempo para Dios. Sin hablar, sólo esperar en El. Sin un orden del día que se debe llevar a cabo.
Simplemente guardar silencio e invitar a Dios, a que me llene de Su Espíritu. Y luego esperar hasta que hable. A través de un pensamiento, del cual yo pueda estar seguro que sólo puede venir de Dios o simplemente por la excelencia de Su bendita Presencia.
Luego obedecer, eso quiere decir; lo que escuché lo debo poner en práctica, como agradecimiento de haberme permitido experimentar Su Presencia en una forma tan concreta.
Ama a Dios, por que se toma el tiempo de hablarme personalmente.

DIOS NOS AMA Y ESCUCHA AUN CUANDO NO LE HABLEMOS.

About admin

Check Also

¿Existe realmente la muerte? Un científico de EEUU afirma que no

El científico estadounidense Robert Lanza asegura que tiene pruebas definitivas para confirmar que la vida ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *